Uno de cada tres empleados considera que el contenido poco inspirador y emocionante es una barrera para su aprendizaje.


La demanda de experiencias personalizadas, relevantes y significativas en la formación continua del empleado es una realidad. De aquí la importancia de crear un programa de aprendizaje disruptivo para tu empresadonde el entretenimiento refuerza la información bajo tres claves del engagement formativo: el storytelling, el vídeo-learning y la gamificación.

STORYTELLING 

Tal y como comentamos en nuestro artículo sobre transmedia storytelling, los seres humanos conectamos a través del poder de una buena historia. Este fenómeno se amplía y extiende dentro y fuera de la empresa, trazando nuevos esquemas de aprendizaje continuo para el empleado.  

Según la temática de la formación o training, hay que definir un concepto idea que englobe los mensajes principales que se quieren transmitir. Desde Código Media consideramos que una IDEA debe de ser Inspiradora, Disruptiva, Entretenida y Participativa (por sus iniciales en inglés). Esta IDEA es la base de una historia cuyo objetivo primordial es el de humanizar el proceso de formación mediante un contenido dinámico y cercano, que motive al empleado a invertir su tiempo y energía en nuevos conocimientos, habilidades y modelos de trabajo.

Dicho contenido formativo es capaz de generar engagement de calidad si es diseñado bajo una estructura narrativa que conecte con nuestra manera de experimentar una historia. El Paradigma de Syd Field es el modelo estándar para estructurar un guión de cine y también una herramienta muy valiosa para dar forma y vida al storytelling de una formación disruptiva:

ACTO I  – La Presentación: mostramos los personajes principales (los empleados) en su mundo natural, introducimos el detonante de la historia (nuevo plan de formación) y damos pie al primer punto de giro (formato disruptivo de aprendizaje).

ACTO II – El Conflicto: aquí se desarrolla toda la acción. Es el dónde, el cuándo y el cómo nuestros protagonistas (empleados) se enfrentan a los obstáculos principales de su aventura (de aprendizaje), dando paso a un segundo punto de giro (un método disruptivo) que nos lleva al siguiente punto.

ACTO III: La Resolución: ponemos en práctica los conocimientos adquiridos (clímax), mostramos un ‘nuevo mundo’ donde se da visibilidad a los resultados de la nueva formación (punto final) y se generan expectativas sobre una posible secuela o segunda parte de la formación / training (cliffhanger).

El storytelling no es más que el arte (y la ciencia) de contar una historia. El cómo lo cuentas juega un papel vital en la formación continua del empleado.

 

VÍDEO LEARNING

El vídeo es el rey de los contenidos. Según un estudio hecho por Forrester Research, los empleados son un 75% más propensos a ver un vídeo que a leer documentos, emails o un post de un blog. El poder de la imagen en movimiento es latente en la tasa de retención de información. Después de una sesión formativa, el empleado promedio suele olvidar alrededor de un 65% del contenido; pasados 6 meses, la cifra aumenta a un 90%. Sin embargo, cuando el vídeo entra en el proceso, la tasa de retención de información del empleado aumenta un 65%.

El precio es un factor que se debe tener en cuenta: Microsoft ha conseguido reducir el coste de su formación interna gracias a un portal de vídeo que ha sustituido su programa de formación presencial. Esta apuesta por una plataforma de vídeo learning ha ayudado a la compañía a disminuir el coste de formación de $320 a $17 por empleado; estamos hablando de un ahorro de $13,9 millones por año. Por su parte, IBM consiguió ahorrar 200 millones de dólares al adaptar su programa de formación tradicional a un formato e-learning. Según un estudio hecho por la propia IBM, por cada dólar invertido en e-learning se obtienen $30 dólares en productividad.

Los programas de vídeo-learning se pueden dividir en dos modalidades: in-house y cursos externos.

Los primeros deben ser diseñados bajo los principios de una narrativa atractiva que consiga conectar y enganchar al empleado de la misma forma que lo hace una serie de Netflix u otra plataforma de streaming. El efecto binge watch ha de formar parte de la estrategia de contenidos del vídeo learning. En cuanto a los cursos externos, es necesario establecer una colaboración entre los encargados de impartir la formación y la empresa, manteniendo la experiencia de marca a lo largo del proceso de formación continua del empleado.

Formatos del vídeo learning 

Vídeo Tutorial: serie de vídeos que muestra, paso a paso, el funcionamiento de un proceso de trabajo a través de capturas de pantalla, acompañadas de un narrador o voz en off y/o subtítulos.

En Código Media colaboramos con Mahou-San Miguel y ElTenedor en la creación de contenido de vídeo-learning para su plataforma online orientada al sector de la hostelería, Rentabilibar. El objetivo de esta serie de vídeo tutoriales es explicar de una manera dinámica y cercana las ventajas de las herramientas que ofrece ElTenedor a los dueños de bares y restaurantes a la hora de promover sus negocios en el mundo online… y su impacto real en el mundo offline.  

Vídeo Formación: serie de cursos visuales, dinámicos e interactivos impartidos por profesionales y expertos de la industria o temática de cada vídeo. Se combinan elementos de conferencias tipo TED Talks con e-learning y gamificación de contenidos.

La plataforma masterclass.com se ha convertido en un referente de la formación disruptiva, al ofrecer una variedad de cursos que van desde arquitectura, economía y astronomía a cine, música y creatividad. Y cuando hablamos de expertos, hablamos de la ‘crème de la crème’, como el ganador del Premio Nobel en economía Paul Krugman, el aclamado cineasta Martin Scorsese o el astronauta Chris Hadfield.

Realidad Ficcionada: es la combinación de lo mejor de los dos mundos, la realidad y la ficción, en un multiformato que informa y entretiene al espectador.

En Código Media apostamos por este tipo de contenido, ofreciéndolo en la formación empresarial con un formato disruptivo. Un ejemplo es Ford Live TV, un programa que brinda apoyo al profesional de formación de Ford. Presentado por un formador de la compañía automovilística y una actriz profesional, Ford Live TV fusiona, mediante una comunicación dinámica y didáctica, distintos formatos: van desde un magazine con una sección de noticias a entrevistas y cobertura de eventos de la marca para conseguir conectar con el equipo de ventas de Ford.

 

GAMIFICACIÓN 

La gamificación es clave para involucrar y motivar al trabajador en su proceso de formación continua, reforzando su compromiso y lealtad a la compañía. Según un estudio sobre la gamificación en las empresas realizado por TalentLMS, un 89% de los empleados considera que la gamificación les hace sentir más productivos y un 88% son más felices en sus puestos de trabajo. 

Una de las estadísticas más impactantes del estudio de TalentLMS es el efecto positivo que tiene la gamificación en el plan de formación de los empleados. Se estima que el nivel de motivación aumenta más de un 55% en una formación que incluye gamificación, comparada con la formación tradicional. 

Pero, ¿qué es la gamificación? Se trata de una metodología de aprendizaje disruptiva que combina los elementos de juegos (recreativos, de mesa, videojuegos) con sus mecánicas de recompensa (badgets, sistema de puntos, feedback, premios o reconocimientos). La meta es incentivar y motivar al empleado para interactuar con el contenido de formación que ofrece la organización o empresa.

La gamificación se basa en reforzar el proceso de formación por medio de un sistema de motivación que valora y premia las acciones del trabajador según su interacción con el contenido. Si con el vídeo-learning el secreto del engagement está en crear contenido que fomenta el binge-watching, cuando hablamos de gamificación el objetivo es ‘enganchar’ al usuario de la misma forma que lo consiguen los video juegos o las apps para móviles. Por ende, la gamificación es el ejemplo perfecto de contenido formativo que informa y entretiene.

CONCLUSIÓN

En Código Media hemos colaborado con nuestros clientes para diseñar, desarrollar e implementar estrategias de formación disruptivas. Éstas transforman el proceso de aprendizaje y capacitación del empleado por medio de un storytelling que humaniza la marca, formatos de vídeo-learning dinámicos y didácticos y gamificación del contenido, que consigue un engagement relevante y efectivo.