Los vídeos personalizados «on demand» en manos del vendedor en remoto, pueden revolucionar la comunicación con el cliente, tanto en la venta como en la gestión de la posventa.


La rapidez, la sensación de cercanía y la respuesta inmediata o casi inmediata, así como la posibilidad de comunicarse desde cualquiera que sea la localización de los interlocutores, son algunos factores clave que hacen que la comunicación por vídeo sea una de las herramientas más eficaces para las empresas.

Con el vídeo personalizado puedes impulsar el mensaje y el intercambio de información, mejora la comunicación interna y externa y ayuda a que la empresa alcance un mayor nivel competitivo en el mercado.

En términos generales, podemos distinguir entre dos modalidades de comunicación por vídeo: la comunicación sincrónica y la asincrónica.

Si bien la principal diferencia entre ellas es la simultaneidad con la que se interactúa entre los usuarios, es decir, el tiempo de respuesta entre los interlocutores, cada una tiene sus propias características y beneficios.

 

COMUNICACIÓN SINCRÓNICA VS. COMUNICACIÓN ASINCRÓNICA

La comunicación sincrónica permite a dos individuos entre ellos o a pequeños grupos de participantes, conversar y colaborar a través del vídeo, el audio y el intercambio de pantallas en tiempo real.

El ejemplo más común de la comunicación digital sincrónica son las videoconferencias, donde un interlocutor puede interactuar con las demás personas desde cualquier lugar en el que haya un ordenador con el que conectar a internet, y dadas las circunstancias actuales, esta solución ha adquirido una especial relevancia en los procesos de venta y en la gestión de la postventa.

No tenemos más que comprobar las cifras de crecimiento de plataformas de videoconferencias como “Zoom”, que tan sólo en el último año ha visto incrementados sus ingresos hasta un 369%.[1], para poner en evidencia que la comunicación en tiempo real es hoy día la herramienta más popular para interconectarnos.

No obstante, problemas como la limitación del tiempo, la difícil sincronización de agendas de todos los participantes o la improvisación, y, en consecuencia, la pérdida de calidad en el discurso, son sólo algunas de las desventajas que la comunicación sincrónica pone de manifiesto.

La comunicación asincrónica, sin embargo, tiene su característica clave en los vídeos “on-demand”, siendo los mismos una respuesta visual casi inmediata a las necesidades de cada receptor y/o cliente.

En un breve espacio de tiempo, podemos elaborar un vídeo personalizado y flexibilizar el mensaje de modo que resulte un “traje a medida” para cada individuo o grupo de individuos con intereses comunes.

Por eso, la comunicación asincrónica resulta ser más eficiente a nivel comercial y formativo, ya que puede visualizarse en cualquier momento, desde cualquier sitio y las veces que se desee.

Un reciente estudio de la consultora estratégica global McKinsey & Company, nos afirma que los beneficios para las empresas que han integrado el uso del vídeo en sus estrategias de venta, se han visto incrementados en un 43%.

Con datos como este, podemos deducir que el vídeo se ha convertido en la herramienta de personalización más eficaz y eficiente a la hora de conseguir una comunicación con el usuario óptima, además de ofrecernos una relación coste-calidad superior a otros recursos.

 

VÍDEO PERSONALIZADO, LA APUESTA DE VIRTUAL VENDOR VIDEO

Por eso, y en respuesta a la necesidad de una mayor eficiencia, Código Media ha lanzado VIRTUAL VENDOR VIDEO, una plataforma de vídeos personalizados “one2one” para apoyar los procesos de venta, posventa y formación.

A través de esta tecnología podemos crear ofertas, tutoriales, descripciones y catálogos personalizados en formato audiovisual y en tan sólo cinco minutos, incluyendo, a elección del gestor, una presentación propia, de modo que el destinatario reciba un video mensaje totalmente personalizado y cercano, justo lo que el usuario espera de la marca.

Virtual Vendor Video es una solución digital, pero con la confianza que nos aporta el que sea una persona y no una máquina, quien crea cada vídeo de manera particular, pensando en las necesidades de un sólo cliente o de varios, siempre y cuando todos sus destinatarios requieran del mismo mensaje.

En Código Media, además, nos ayudan a elaborar nuestra propia videoteca de servicios y/o productos, creando y produciendo vídeos asincrónicos de alta calidad que refuercen nuestra marca.

[1] Fuente: “Cinco Días”, diario nacional especializado en economía.